Desde hace cuatro años Ernesto Caro y Carlos Topete trabajan juntos creando guitarras diferentes, que se caracterizan por no tener boca al centro, son hechas artesanalmente por Ernesto con más de siete maderas y diseñadas por Carlos.

La idea surgió por iniciativa de Carlos, quien hizo una investigación sobre el tema y experimentaron en la construcción de este tipo de guitarras.

Ernesto es la tercera generación de su familia de constructores de guitarras artesanales, estudió una carrera técnica en música en la UdeG para entender un poco más lo que estaba haciendo, porque suele pasar que algunos constructores no saben ni afinarla y él quería hacer una pequeña diferencia. Mientras Carlos, estudió arquitectura, que cuando le gustó la guitarra se dedico un tiempo a la música; ahora une las dos cosas, el diseño y la música.

 

¿Cuántos diseños o prototipos de guitarras tienen?

“En realidad son varios, porque hay diferentes tipos de guitarra, hay con cuerdas de metal, de nylon, hay guitarras acústicas, electroacústicas, eléctricas y otras. Al público manejamos por lo menos unos 12 modelos, considerando las guitarras de jazz manouche, guitarras artcore y las eléctricas”.

 

¿Cuál es la diferencia en este tipo de guitarra a la tradicional?

“Lo que más llama la atención es la boca central, una de las primeras cosas que modificamos, hubo un desplazamiento y se dividió en dos, que les llamamos puertos acústicos, son como una especie de dos bocas de diferente tamaño y forma. También modificamos la cuestión interna. Empezamos haciendo muchas cuentas matemáticas hasta que tuvimos que experimentar fuera de esas cuentas. Hoy seguimos experimentando y el que estamos usando ahorita es el que mejor ha funcionado”.

 

Carlos ¿cómo se te ocurre la idea de crear una guitarra diferente?

“La idea inicial no era hacer una guitarra diferente, la idea original era experimentar con ella y saber qué más pudiera dar”.

 

¿Cuál es la influencia de estas guitarras en el sonido?

“Hay un montón de consideraciones, el grueso de la tapa, los lados, la forma en que están los travesaños o cómo generas la resistencia en la guitarra, eso también influye en el sonido. Actualmente tenemos una gama, desde nuestra guitarra económica que es muy diferente la estructura por dentro hasta la guitarra de concierto”.

 

Ernesto ¿cuánto tiempo tardas en hacer una guitarra?

“La más tardada podría ser una guitarra de concierto, que serían hasta dos meses, de principio a fin, y la que menos me tardo sería un mes”.

 

¿Cómo es el proceso de elaboración?

“Se empieza por elegir las maderas, depende de la guitarra que vas a hacer eliges las categorías de la madera, el proceso de secado de maderas dura a veces hasta 10 años, aquí en el taller podemos garantizar que nuestras maderas tienen por lo menos tres años de secado, además de lo que ya le dieron las personas que cortaron y vendieron la madera, y después viene el ensamble de las maderas, las dos tapas, brazo e irla armando”.

 

¿Qué otros servicios tiene el taller?

“Damos mantenimiento y reparaciones de guitarras, nos especializamos en la fabricación de guitarras, pero también tenemos esos servicios”.

 

¿Dónde podemos escuchar estas guitarras?

“Prácticamente aquí en el taller, pero pueden ver videos en nuestra página web con intérpretes que ya las usan. Los artistas del canto nuevo son quienes más las han aceptado”.

Carlos interviene y hace una invitación “vengan al taller a probar, oír las guitarras y saber cómo se sienten tocándola. Algunos artistas que ya la tienen son David Filio, Sergio Félix, Mauricio Hernández Monterrubio, David Mosqueda y otros”.

 

Guitarras Acústicas

López Cotilla 865, entre Escorza y Camarena, Col. Americana.

Tel. 31 26 85 82.

L-V 10:00 a 14:00 y 16:00 a 20:00 hrs. S 10:00 a 13:00 hrs.

Página Web: www.guitarrasacusticas.com.mx

www.guitarramanouche.com.mx

Facebook: Guitarras Acústicas

 

TEXTO y FOTO: XOCHITL MARTÍNEZ

 

FOTOS: XOCHITL MARTÍNEZ