Si quieres convertirte en un piloto profesional, en la ciudad hay una pista con la mas alta tecnología. Vive la adrenalina al máximo a bordo de autos totalmente eléctricos e importados, cuentan con asientos y pedales ajustables con un botón de reversa; tienen con un aditamento especial con cinturones de seguridad y barra anti-vuelcos, que son indispensable para una pista de competencia.    

Al bajar las escaleras de Volta Racing Labs se encuentra la sala previa a la pista y el cliente se convierte en un todo un piloto. Por motivos de seguridad deben usar cascos certificados que los protege de cualquier impacto; para sentir una mayor experiencia visten overoles, que son parte de la indumentaria. En esta aula de enseñanza reciben la inducción de manejo y reglas de seguridad.

La experiencia en la pista es de 8 a 10 minutos y gana quien tiene la vuelta mas rápida. Cuentan con un sistema específico de kilometraje y cada auto tiene un chip que va haciendo el conteo vuelta por vuelta, el piloto solo tiene que acelerar para ser el mejor.

Actualmente tienen el proyecto de Volta Kids Academy para niños desde 10 años y con estatura mínima de 1.45 m, así que para un niño pueda correr debe cumplir con estos requisitos y es un curso que dura de tres a cuatro sesiones.

Orgullosamente es una empresa mexicana y su pista se ha considerado la mejor en Latinoamérica por su diseño con tres niveles y es adrenalina pura en cada una de las curvas. Entre otros de sus servicios ofrecen pizzas a la leña, cervezas nacionales e importadas, vino tinto, alitas, así que también se llevarán un grato sabor de boca.

Con esta reapertura estrenan una pista de primer mundo, no encontrarás otra igual. En su evento, realizado el 5 de mayo, 24 pilotos conocedores de la pista de Volta Racing Labs realizaron una carrera, donde contaron con el apoyo de patrocinadores para la premiación.

 

TEXTO: ARACELY AGUILERA

FOTOS: CECI MORENO