La delicadeza y frescura de la uva hacen de su fermentación un regalo ideal para deleitar a papá, un buen vino bastará para decirle un poco de cuánto lo quieres

Es innegable el halo de misterio que envuelve al vino, esta peculiar bebida que guarda en sí todo un viaje sensorial y gustativo. Conviértete en un auténtico sommelier y sorprende a papá. No te preocupes si sabes muy poco sobre esta milenaria bebida, sólo encárgate de alistar las copas y los bocadillos, a continuación encontrarás algunas recomendaciones pare seleccionar el vino que más complazca al rey del hogar en su día.

via GIPHY

Claudia Urióstegui Serrano, sommelier asegura que el consumo de vino incrementa favorablemente en el país, por lo que las opciones para elegir, tanto del propio producto nacional como extranjero, son muchas.

En México, las bodegas dedicadas a la producción de vino destacan por su gran calidad en el tipo de uvas que utilizan para lograr la fermentación más perfecta y precisa. Por ejemplo, casas como Adobe Guadalupe, Barón Balché, Chateau Camou, Casa Madero, Domecq, La Cetto, Monte Xanic y Santo Tomas, entre otros, optan por la mundialmente reconocida uva cabernet sauvignon, la cual se distingue por el intenso color que brinda al líquido, además de un aroma frutal y ácido fácil de identificar.

También está la uva malbec, protagónica de las cavas en Argentina, y aunque su verdadera procedencia radica en Francia, la nación de la Patagonia y Chile la han adoptado como una imprescindible identidad de sus vinos locales como extranjeros.

En diversos países, la especie de malbec es conocida como “la uva negra”, debido a la brillante tonalidad púrpura que posee. Sus notas aromáticas remontan al más puro chocolate, la suavidad de la cereza negra y la esencia del café tostado, con ligeros destellos florales de violeta.

Otra cepa que enamora a los degustadores de vino, es la uva merlot, originaria de Francia. Esta variedad brinda un nivel aromático superior que remonta a las frutas cítricas como la ciruela. La especie es una de las más demandas internacionalmente, ya que su evolución y madurez es bastante rápida, además de ser un excelente ingrediente para mezclarse con la cabernet sauvignon y cabernet franc, para dar pie a lo que comúnmente se conoce como la “mezcla bordelesa”.

Por su parte, la uva shiraz (syrah), es otra cepa reconocida y aclamada por sus principales características, su capacidad para añejarse y conservar su intenso color rojo, casi púrpura, la hacen una de las mejores opciones para disfrutar de un sabor ácido y aromas silvestres relacionados a la pimienta negra.

A la mesa

Si la celebración va más allá de un simple brindis, y el festejo da pie a un seleccionado menú con finos cortes de carne, pescado, mariscos y ligeras pastas y ensaladas, es indispensable pensar en el mejor maridaje para enlazar a cada platillo con la copa de vino.

Tintos: aquí entran en juego la uva cabernet sauvignon, la merlot, la carménere, la chianti, entre otras, que son ideales para acompañar carnes rojas y parrilladas, estofados, legumbres asadas o al vapor, especialidades de arroz, pato y aperitivos como quesos y salsas condimentadas.

Recomendación:

+ Balché Cero, de Barón Balché, de la región del Valle de Guadalupe, México, producido con uva nebbiolo. Precio: dos mil 751.20 pesos.

+ Boutique Angelo, reserva Platino, de La Cetto, de la región del Valle de Guadalupe, México; elaborado con uvas de cabernet-nebbiolo-petite verdot-montepulciano. Precio: mil 257.60 pesos.

Blancos: este vino, por excelencia es el más multifacético de todos, ya que las uvas utilizadas para su producción, como la lambrusco, la asti y la chardonnay, se adaptan con facilidad a los platillos más ligeros gracias a sus dulces notas cítricas y ligeros destellos de alcohol; esta bebida de color pálido y semi ámbar es perfecta para acompañar todo tipo de carne blanca como el pescado, mariscos y pollo.

+ Santo Tomas Chardonnay sauvignon blanc. Precio: 126.10 pesos.

+ Casa Grande Gran Reserva Chardonnay, de la región del Valle de Parras; elaborado con uva chardonnay. Precio 290.10 pesos.

Rosados: esta variante es básica para iniciarse en el mundo del vino, debido a que sus delicadas notas aromáticas preparan al paladar para sabores de mayor intensidad y añejamiento. Su tonalidad depende del tipo de uva que se utilice, ya sea oscura o clara. Los vinos rosados son acompañantes indiscutibles de arroz y germinados, sopas ligeras, pollo, salsas acidas como la de tomate y vegetales horneados.

Recomendación:

+ Calixa Grenache de Monte Xanic, de la región del Valle de Guadalupe, México; elaborado con uva grenache. Precio: 199 pesos.

+ Torres de Casta, de la región de Catalunya, España; elaborado con uva garnacha-mazuelo. Precio: 131.30 pesos.

 

¡Buen provecho!

Queso, para iniciar la velada

Una barra de quesos en trozos, tiras o fundidos es una de los mejores acompañantes que el vino puede tener. Por lo general, estos productos lácteos equilibran en el paladar el intenso sabor de la bebida.

·         El queso italiano provolone es magnífico con vinos de uva chardonnay, chianti, cabernet sauvignon o un malbec.

·         El emmental, de origen suizo empata con los vinos tintos de composición robusta y bastante añejada.

·         La panela puede acompañarse de una variación de chardonnay o riesling.

·         El manchego español se ajusta a la delicadeza de la uva merlot.

·         El gouda es ideal para uva riesling, o incluso champaña.

·         El cotija es indispensable con los de especie de chardonnay y riesling.​