A todos nos ha pasado que vemos como la vida de nuestro vestido favorito va terminando muy lentamente, como nuestros pantalones preferidos comienzan a perder su color y aún viendo como están destinados a terminar en el final del closet no podemos evitarlo. Sin embargo si podemos prevenir que esto suceda con otras prendas. Estos son algunos consejos sobre cómo lograr que nuestra ropa dure más tiempo cuidando su lavado ya que es el principal responsable del desgaste de las fibras.

 

Leer las etiquetas de la ropa

Es súper importante leer las especificaciones de lavado y seguir al pie de la letra las instrucciones ya que eso nos ahorrará bastante dinero y hará que las prendas nos duren más tiempo. En caso de duda respecto a cómo hacerlo no dude en visitar la tintorería y dejar esta tarea en manos de los expertos.

Lavar menos la ropa

Lavar la ropa con menos frecuencia ya que cada lavado por más suave que sea, deteriora las fibras. Realmente no es necesario lavar la ropa tan seguido hay prendas que se pueden usar varias veces antes de necesitar lavarlas. No es ser desagradable, es ser inteligente.

Separar la ropa

Cuando pones tu ropa en la lavadora se mezclan entre sí por lo que es recomendable que prendas con detalles delicados como encajes, lentejuelas y fibras sensibles deberán separarse de las prendas con cremalleras o estoperoles, por ejemplo. Lo ideal también es no unir colores y separar por tipo de tejido.

Quitar las manchas de la ropa antes del lavado

Cuando una prenda está manchada puede requerir un tratamiento adicional antes del lavado puede ser un detergente quitamanchas o algún secreto casero como la mezcla de bicarbonato de sodio con vinagre, la cosa es que no se quede así y se espere que al salir de la lavadora la prenda se encuentre como si nada hubiera pasado.

Utilizar una bolsa, para lavar prendas delicadas

Una bolsa de tejido de punto puede ser nuestro mejor amigo para proteger las prendas delicadas como la ropa interior, ropa de bebé, etc. La bolsa disminuye la fricción entre la ropa para evitar la aparición de gránulos y la deformación de los tejidos.

Lavar la ropa con agua fría

En la mayoría de los casos el agua fría no desgasta o cambia las fibras de la tela de la ropa, aumenta considerablemente la vida de la misma y preserva el color original. Esto también le ahorrará mucho dinero no solo en ropa sino que también en el consumo de energía. 

Detergentes y suavizantes en su justa medida

La cantidad no es siempre es calidad, use detergente y el suavizante en las medidas recomendadas por el fabricante, más detergente no siempre equivale a más limpieza y suavizante de telas no siempre es igual más ropa más suave.

No sobrecargar la máquina 

La Lavadora de ropa tiene un límite que se mide por peso. La sobrecarga de la lavadora no ahorra ni agua ni energía, pero puede estropear los componentes y acortar la vida útil de la lavadora, ademas de obtener un lavado deficiente.

Mantener la ropa en buenas condiciones

Las costuras sueltas, los botones flojos, son cosas que se pueden reparar en minuto y de no hacerlo puede significar perder un botón en la lavadora y a no saber a donde puede ir a parar.

Almacenar la ropa de manera correcta

Almacenar cada prenda de la manera adecuada, las camisas en una percha, los jeans doblados etc. La ropa de invierno debe almacenarse en bolsas de plástico, así se evitan las polillas, moho, manchas y la acumulación de polvo.

 

Cada prenda tiene un lapso de vida diferente y un cuidado especifico, existen algunas como los jeans que se pueden lavar en casa sin problema, pero los abrigos, vestidos, trajes, sacos, blusas con detalles específicos y telas delicadas siempre van a significar un reto, sobre todo si somos novatos en esta travesía. Lo ideal en estos casos es recurrir a los expertos que según el tipo de trabajo será el costo, pero siempre ten en cuenta que puede salir peor no acudir a ellos, además recuerda que al presentar tu tarjeta Círculo Informador en Tintorerías Dimar y Tintorerías Dimar Premier obtienes descuentos y tarifas especiales.