Uno de los evento más importantes de la vida es el día en que se contrae matrimonio. Toda mujer, y hombres también ¿por qué no?, sueñan desde pequeños con ese momento, en que todo es perfecto y que reúnen a las personas que más quieren para celebrar el amor que se tiene en pareja. En primera instancia pensar en una boda es algo maravilloso, pero cuando se piensa en todos los detalles hay elementos que resultan no estar contemplados del todo y que son en parte mucho del recuerdo que se llevan los invitados, este es el caso de la decoración y los arreglos florales. Como octubre es el mes de las bodas pensamos en darles algunas ideas de cómo armar sus arreglos florales para ese día tan especial tanto en la iglesia como en el salón.

 

Blanco tradicional y elegante

El blanco es un color básico en las bodas, pueden ser rosas o crisantemos en un ramo sencillo sobre un cilindro con agua y un tulipán al fondo. Este es un arreglo simple y lleno de elegancia que hará que la mesa se vea espectacular sobre todo si se acompaña de unas cuantas velas que ayudan a dar el toque romántico que se desea en ese día tan especial.

 

Colores llenos de alegría

Cuando se elige una boda de día y con un estilo más casual lo recomendable son flores de diversos colores que reflejen la alegría que representa ese momento. No tengas miedo de mezclar colores ya que esto le da un toque original y crea un ambiente más cálido e íntimo.

 

Bodas campestres

Aquí podemos encontrar dos estilos: Las bodas que tienen un estilo campirano pero sofisticado en las que el básico es el blanco con toques de madera, troncos y velas. Por su parte las bodas que tienen un lado más vintage y relajado se apoyan de elementos decorativos como las regaderas de jardín y jaulas para aves combinadas con flores en tonos morados, naranjas o rojos.

 

 

Verde natural

Si lo tuyo no es lo tradicional y quieres probar con elementos nuevos para la decoración de tu boda te sugerimos las tonalidades en verde, los arreglos en este color pueden ser desde frutas, tallos, raíces e incluso vegetales combinados con un detalle pequeño de otro color. Esto es completamente original y da frescura a toda la decoración.

 

 

Camino hacía el altar

En las ceremonias religiosas uno de los instantes más memorables es cuando la novia camina hacía el altar del brazo de su padre y sale del brazo de su esposo. Posiblemente durante esos dos momentos es cuando se toman las fotografías más  hermosas de toda la boda por lo que recomendamos que siempre haya un elemento decorativo en los costados de este recorrido. Los colores pueden ser blanco con toques verdes, las flores pueden ser sencillas o sofisticadas según tu estilo. Nosotros recomendamos nube, lilis o perritos.

 

Recuerda que al final de día las flores que elijas y la decoración que utilices representa un pedacito de amor que decidiste compartir con tus invitados en ese acontecimientos tan especial. Sigue tu instinto y busca diversas opciones que vayan contigo y con tu pareja para que el evento se sienta tuyo y se respire un ambiente amigable para todos.