El masaje es la manipulación de las capas superficiales y profundas del músculo, para realizarlo pueden utilizar diferentes técnicas que usualmente tienen como objetivo principal promover la relajación y ayudar en procesos de curación. Desde tiempos muy remotos ya se utilizaba los masajes para disminuir el dolor, hoy en día tiene diversos usos por lo qué la duda ha aparecido: ¿Son un lujo o una necesidad? 

Todo dependerá de la utilidad que se le den, ya que existen diferentes tipos desde aquellos que son necesarios para alguna terapia hasta los que uno se da en unas vacaciones en el caribe, es por ello que queremos presentarles los tipos de masaje más comunes para que los diferencien y nos digas qué opinan si son lujo o necesidad...

Masaje Holístico: Su fin es la armonía del ser partiendo de la estimulación de diferentes zonas del cuerpo. Requiere de un cierto tipo de ambientación para armonizar el cuerpo físico, espiritual y mental de la persona. Este masaje se recomienda para las personas que viven muy estresadas. 

Masaje de Tejido: Su función va dirigida al tejido conectivo, tocando tanto fibras musculares como nervios para de estar forma hacer estiramientos y alinear la vértebra. Este masaje puede llegar a ser doloroso, pero la sensación de alivio se queda por bastante tiempo. 

Masaje Sueco: Este es el masaje de relajación básico que consiste en cinco movimientos principales: effleurage, vibración, petrissage, tapotement y fricción. Estos masajes eliminan la tensión muscular y mejoran la circulación sanguínea y linfática. 

Masaje Deportivo: Se utiliza antes y después de practicar un deporte para calentar y aflojar los músculos. También es muy utilizado en las terapias de rehabilitación de lesiones ya que mejora el rendimiento y la flexibilidad. 

Masaje Prenatal: Su principal objetivo es aliviar la incomodidad producida por el embarazo y su constancia ayuda a un parto menos complicado. 

Masaje con Piedras Calientes: Este es recomendado para quienes padecen de insomnio y músculos contracturados, para realizarlos se utilizan basaltos calientes lo que ayuda a relajar y sedar el cuerpo. 

Shiatsu: Es un técnica de acupresión japonesa que se realiza con los dedos, usualmente se practica en el piso y consiste en presionar determinados puntos de energía a lo largo de puntos clave en el cuerpo. 

Masaje Thai: Este es uno de los masajes más antiguos de la humanidad, se practica en el suelo y combina suaves compresiones rítmicas a lo largo de los flujos de energías. 

 

Ahora que ya conoces algunos de ellos ¿qué es lo que piensas? La cosa es que cada quien elija el que mejor le acomode, a nadie nunca le cae mal un masaje, quisiéramos que fueran parte de nuestra rutina diaria, pero no siempre es posible. Si son un lujo o una necesidad dependerá desde el punto de vista de cada quien; si bien en la mayoría de las ocasiones no son necesarios para el desarrollo físico personal, no está de más relajarnos del estrés diario con uno de vez en cuando.