CATS relata la historia de una manada de gatos, llamados jélicos, que se reúne en un basurero una vez al año para elegir al gato que debe reencarnarse a una nueva vida.
En un momento dado, los gatos jélicos se darán cuenta de que hay alguien observándolos: un humano, ignorante de sus costumbres, que será el espectador necesario para dar rienda suelta a las presentaciones de los felinos.

El encargado de tomar la decisión trascendental es el líder de la manada, cuya otra función es permitir que los componentes del grupo se presenten y traten de ganarse esa ansiada oportunidad.