Carmen es tan sensual como siempre, como la mujer apasionada y de espíritu libre en este acto de ballet. Presentado junto a Petrushka, una nueva creación del Bolshoi que encapsula el alma del Ballet Ruso.