Para destacar en la industria global del cine se necesita talento, pero también ingenio para llamar la atención, la actriz californiana de origen mexicano, Blanca Blanco, tiene ambas cualidades y les ha sacado provecho. Su nombre no era muy conocido en Estados Unidos y México hasta que en febrero pasado el vestido que portó en la entrega 89 del Oscar la hizo aparecer en una decena de revistas y medios electrónicos, pues el atuendo diseñado por ella misma mostraba una abertura prominente donde varios especularon si llevaba o no ropa interior.

Blanca se toma con gracia los comentarios y toma a su favor ser una de las figuras más comentadas de la red carpet en una noche plagada de hazañas curiosas como el incidente histórico de “La La Land” y “Moonlight”. De hecho en ceremonias pasadas la joven de 35 años que vivió hasta los nueve en Colima, ya había llamado la atención de los críticos de moda por sus vestidos poco usuales.

“A mí me gusta vestirme diferente, me gustan los colores brillantes, diseños diferente y cuando busqué mi vestido para los Oscar de este año yo quería algo llamativo y brillante, no lo encontré y dibujé lo que lo yo quería. El vestido no era conservador y tenía una abertura, entonces eso como que a la gente le provocó un shock, pues en esa ceremonias los vestidos son más conservadores, de tonos bajitos”. Blanca sabe dibujar y la idea se la compartió a un amigo que la ayudó a hacer el patrón del atuendo.

“Usualmente trabajo con un equipo de profesionales que me ayudan a seleccionar lo que voy a llevar, pero soy yo la que tengo la decisión de lo que quiero ponerme y luego hacemos pruebas de cómo se ve en las fotos. Blanca ha sido vestida por diseñadores como el mexicano Diego Medel, pero también con Katherine Méndez, Adrianna Papell y Quynh Paris, “de ella me gusta su estilo, porque no es normal, me gusta probar con diseñadores que hacen prendas que no son regulares, que no hagan un estilo aburrido, me gusta más lo raro, lo único”.

Marcando pauta

La actriz tiene 10 años viviendo en Los Ángeles buscando oportunidades para desarrollar su carrera histriónica, sin embargo hasta hace tres ha comenzado a obtener verdaderas oportunidades en una industria donde constantemente tiene que luchar contra los estereotipos.

“Ha tomado tiempo, pero estoy contenta de estar aquí haciendo mi carrera y trabajando duro. Cuando me mudé aquí no había muchas oportunidades para las latinas, como siempre eran personajes bien estereotipados, era un poco difícil ir a audiciones y tomar algo me gustara pues regularmente había cosas que no me interesaban, pero bueno, uno tiene que tomar experiencia y con el tiempo han sucedido cosas con personajes. El apoyo latino de los actores en Hollywood ha abierto puertas para nosotros, ya veo casting para diferentes roles, se está mejorando todo en ese sentido”.

 

Alrededor del mundo

Blanca Blanco presentará en el Festival de Cannes el 20 de mayo la cinta “Six Children and One Grandfather”, la producción es francesa pero el filme es en inglés, la dirección es de Yann Thomas. “Es una película sobre la familia, hay niños, mascotas… Mi personaje se llama ‘Matilda’ y me encargo de organizar todo en la casa donde viven los niños, es muy divertido, la película la grabé el año pasado en Francia”.

Para el canal Lifetime rodó la cinta “Woman on the Edge” donde comparte créditos con Rumer Willis –hija de Bruce Willis y Demi Moore– “es drama, y en unos meses sale en la televisión”. Ahora se encuentra en charlas para realizar un proyecto con Televisa pero se reserva los detalles pues todavía no hay nada confirmado. Blanca también trabajó en  “In Dubious Battle” de James Franco y pronto estará filmando "Mission Possible" en Florencia, Italia.

Nuevo gobierno, mucha incertidumbre

La familia de Blanca radica en Washington, son migrantes mexicanos que han hecho de Estados Unidos su hogar, pero ahora que Donald Trump es presidente de ese país, la incertidumbre impera para los latinos. “Mucha gente ahora no está contenta con lo que sucede con el gobierno, con la persona que está gobernando el país. Ha habido más racismos y miedo en la comunidad porque desafortunadamente él ha hecho cosas para que la gente tenga miedo”.

Asegura que sus allegados y la gente en general, tienen temor de lo que va a pasar en el futuro. “Me afecta directamente porque tengo familia aquí y en México, gente que está en el proceso de arreglar sus documentos y que son cercanas a mi vida, no sabemos qué va a pasar, si obtienen la residencia o no, toda su vida han estado aquí. (En estos días) supuestamente Migración fue a un casino y se llevó personas, está canijo aquí”.

 

Ninguna improvisada

Blanca es licenciada en Psicología y tiene una maestría en Trabajo Social. También tiene una trayectoria como modelo, sus editoriales han sido publicadas en Vogue, Elle, Marie Claire, Cosmopolitan y GQ.